miércoles, 12 de noviembre de 2008

EL FANTASMA DE LA OPERA (gotico)


Usted me llama ángel de amor y luz...
un ser de bondad y eterno fuego...
enviado desde el cielo para guiar vuestros pasos...
por senderos donde los espíritus ansían caminar...
dices que brillo como un astro en el firmamento,
como un rallo en el crepúsculo, una chispa de la fuente...
Ahora escucha mi respuesta, y deja que el mundo la oiga...
Hablo sin temor sobre lo que conozco...
El puro, el fervoso amor es el espíritu creador...
que hace de las mujeres ángeles...
Yo vivo, existo sólo por usted...
Nuestras almas juntas yacen atadas...
por las antiguas leyes sagradas...
y si soy un ángel, usted es la causa.

1 comentario:

Adolfo Payés dijo...

Rico "si soy un ángel usted es la causa"

bello poema, saludos